La-cama-azul

LA ELECTROSENSIBILIDAD O HIPERSENSIBILIDAD ELECTROMAGNÉTICA

LA ELECTROSENSIBILIDAD O HIPERSENSIBILIDAD ELECTROMAGNÉTICA  

La Electrosensibilidad o hipersensibilidad electromagnética (EHS, por sus siglas en inglés) es un término utilizado para describir la sensibilidad o reacción negativa que algunas personas experimentan ante la exposición a campos electromagnéticos (CEM) generados por dispositivos electrónicos, antenas de telecomunicaciones, redes inalámbricas, líneas de alta tensión y otros equipos electromagnéticos.

Las personas con EHS experimentan una amplia gama de síntomas cuando están cerca de fuentes de radiación electromagnética, como dolores de cabeza, fatiga, mareos, náuseas, problemas de sueño, irritabilidad, dificultad de concentración y problemas dermatológicos, entre otros. Estos síntomas pueden variar en intensidad y duración.

la-electrosensibilidad-hipersensibilidad-electromagnetica

Existen distintos grados de sensibilidad desde pequeñas molestias hasta personas que argumentan vivir una auténtica pesadilla en una sociedad literalmente invadida por esta tecnología.

La OMS clasifica como “potencialmente cancerígeno” la radiación de los teléfonos móviles.

La OMS clasifica las sustancias y factores en diferentes categorías según su potencial carcinogénico Y algunas jurisdicciones y países han reconocido la EHS como una discapacidad y han tomado medidas para proporcionar alojamientos a las personas afectadas.

Los routers y wifi instalados en el interior de las viviendas u oficinas y los teléfonos móviles son, según los afectados, los principales causantes de estos síntomas que afectan a un número indeterminado de consumidores en nuestro país.

 

Que es el electro smog o Contaminación electromagnética (CEM)

 El electrosmog, también conocido como contaminación electromagnética (CEM), se refiere a la acumulación o presencia excesiva de campos electromagnéticos en un entorno determinado.

El término “electrosmog” combina las palabras “electro” (referente a electricidad) y “smog” (refiriéndose a la contaminación del aire), para ilustrar la idea de una contaminación electromagnética similar a la contaminación atmosférica.

La contaminación electromagnética se produce principalmente debido a la proliferación de dispositivos y tecnologías electrónicas en nuestro entorno, como teléfonos móviles, antenas de telecomunicaciones, Wi-Fi, electrodomésticos, líneas eléctricas y otros dispositivos inalámbricos. Estos dispositivos emiten campos electromagnéticos que se suman a los existentes en el entorno natural.

 

PECCEM: la voz española contra la Contaminación Electromagnética

PECCEM (Plataforma Estatal Contra la Contaminación Electromagnética) es una organización española que trabaja en la concienciación, investigación y defensa de los efectos de la contaminación electromagnética en la salud y el medio ambiente.

La plataforma se dedica a promover una mayor protección contra los posibles riesgos asociados con la exposición a campos electromagnéticos.

PECCEM aboga por una legislación más estricta en relación con los niveles de exposición a campos electromagnéticos y la ubicación de antenas y dispositivos de telecomunicaciones.

La plataforma también trabaja para informar y educar al público sobre los posibles riesgos y medidas de precaución relacionadas con la contaminación electromagnética.

 

Síntomas de la Electrosensibilidad

Sintomas-de-la-Electrosensibilidad

Cefalea Insomnio

Cansancio crónico Irritabilidad

Alteraciones en la piel, incluido picor, quemazón Infecciones recurrentes

Dificultad para concentrarse Pérdida de memoria a corto plazo Tristeza sin motivo aparente

Alteraciones cardiacas o mala circulación sanguínea Desorientación

Congestión nasal Disminución de la libido Trastornos del tiroides Escozor de ojos Acúfenos

Ganas de orinar frecuentemente Nerviosismo

Debilidad capilar Manos y pies fríos Rigidez muscular.

 

 

Cómo reducir su exposición a contaminación electromagnética o Electrosmog y bloquear ondas electromagnéticas

Para reducir la exposición a la contaminación electromagnética y disminuir la exposición al electrosmog, puedes considerar seguir estas recomendaciones:

reducir-exposicion-a-contaminacion-electromagnetica

Limita el uso de dispositivos electrónicos: Reduce la cantidad de tiempo que pasas utilizando dispositivos electrónicos, como teléfonos móviles, tablets y computadoras. Utilízalos solo cuando sea necesario.

Mantén distancia con dispositicos electrónicos: Mantén una distancia segura entre tu cuerpo y los dispositivos electrónicos. Utiliza auriculares o altavoces externos cuando hables por teléfono móvil en lugar de sostener el dispositivo junto a tu cabeza.

Apaga los dispositivos cuando no los estés usando: Apaga los dispositivos electrónicos cuando no los estés utilizando, especialmente durante la noche o cuando no los necesites. Esto reduce la exposición continua a los campos electromagnéticos.

Utiliza conexiones por cable: Opta por conexiones por cable en lugar de conexiones inalámbricas siempre que sea posible. Por ejemplo, utiliza conexiones Ethernet en lugar de Wi-Fi para acceder a Internet.

No duermas cerca de dispositivos electrónicos: Evita tener dispositivos electrónicos cerca de tu cama mientras duermes. Esto incluye teléfonos móviles, relojes inteligentes y routers Wi-Fi.

Utiliza protectores y bloqueadores de campos electromagnéticos: Puedes utilizar productos diseñados para bloquear o reducir la exposición a campos electromagnéticos, como protectores de pantalla y cubiertas para teléfonos móviles que contienen materiales de bloqueo electromagnético.

Crea zonas libres de electrosmog en tu hogar: Puedes designar áreas en tu hogar donde minimizar la exposición a campos electromagnéticos. Estas áreas pueden ser espacios libres de Wi-Fi o donde no se permita el uso de dispositivos electrónicos.

Utiliza el modo avión o desconecta cuando no necesites conectividad: Si no necesitas estar en línea o disponible constantemente, puedes activar el modo avión en tu teléfono móvil o desconectar dispositivos inalámbricos cuando no los estés utilizando.

Escoge dispositivos de baja radiación: Al adquirir dispositivos electrónicos, puedes investigar y elegir aquellos que emitan niveles más bajos de radiación electromagnética.

Evita materiales sintéticos: Los tejidos sintéticos, como el poliéster, el nylon o el acrílico, son conocidos por generar electricidad estática fácilmente. Trata de evitar estos materiales en tu vestimenta diaria.

Opta por materiales naturales: Elige prendas fabricadas con algodón orgánico, seda o lino. Estos materiales son transpirables y permiten que el aire circule, lo que ayuda a reducir la acumulación de electricidad estática en comparación con los materiales sintéticos.

Respirar aire limpio, fresco e ionizado negativamente: (aire de montaña), si es preciso usar un ionizador-purificador de aire en casa o el trabajo.

Beber mucho agua: mínimo tres litros diarios, preferentemente de manantial (agua corriente vitalizada, no de botella).

Evitar los largos periodos de sedentarismo: hacer ejercicio físico intenso, mínimo una hora al día (mejor al aire libre).

Caminar descalzo: mínimo media hora al día, sobre césped o arena, para descargar a tierra el electroestrés (voltaje corporal).

Adquirir un buen sistema de descanso ecológico que nos descargue a tierra todos los campos electromagnéticos.

Recomendamos el sistema de descanso ecológico y 100% natural de La Cama azul para la descarga de la contaminación electromágnetica mediante su toma a tierra con su sistema patentado.

Mantente informado y busca fuentes confiables: Mantente al tanto de la investigación científica y las recomendaciones de expertos en el campo de la radiación electromagnética. Busca fuentes confiables y actualizadas para obtener información precisa.

Recuerda que estas son medidas que pueden ayudar a reducir la exposición, pero no garantizan una eliminación completa de la contaminación electromagnética. Cada persona es diferente y puede tener diferentes niveles de sensibilidad. Si tienes preocupaciones específicas o síntomas relacionados con la exposición a campos electromagnéticos, es recomendable consultar con profesionales de la salud o expertos en el campo para obtener asesoramiento adecuado.

 

Alimentación para ayudar a personas con Electrosensibilidad 

Los alimentos ricos en melatonina como las nueces, avena, arroz; y en triptófano (aminoácido precursor de la hormona anterior) como los plátanos, pipas de calabaza y pavo, pueden ayudar a las personas sanas a prevenir los efectos nocivos de las radiofrecuencias y a los afectados de electro sensibilidad a recuperar el equilibrio perdido.

Alimentación-para-ayudar-a-personas-con-Electrosensibilidad

De igual manera, los alimentos ricos en ácidos grasos omega-3 como el aceite de lino, de pescado azul (siempre que esté libre de metales) o de krill; y en compuestos azufrados como el ajo, o el requesón pueden mejorarnos la circulación sanguinea y ayudar a disminuir los dolores de cabeza, problemas de hipertensión y/o pequeñas arritmias asociadas.

Hay que asegurarse de que no existen carencias nutricionales en la dieta.

Para ello conviene suplementarla con uno o varios alimentos que sean ricos en el complejo de las vitaminas B (mejoran la memoria, concentración y agilidad mental).

Es el caso del germen de trigo, levadura de cerveza, bayas de Goji, semillas de Chia, o cualquier producto de las abejas (miel, polen, jalea real y propóleos).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *